El loco mundo de los cromos NBA

El loco mundo de los cromos NBA

Todos disfrutamos de las estrellas en la mejor liga de baloncesto del mundo, pero algunos también hacen dinero, o lo pierden. La pandemia ha dado vida a un mercado surrealista donde una estampita de Luka Doncic como novato puede valer 4,6 millones, bienvenidos a El loco mundo de los cromos NBA

Confinamiento y escasez en el loco mundo de los cromos NBA

Vosotros, como yo, quizá hayáis coleccionado cromos en vuestra infancia, y sí vivis en España, muy probablemente hayan sido de futbol. Imagino que la mayoría de vosotros, jamás os gastaríais mas de 190 euros por un cromo de Eto´o vestido de merengue en la 98-99, pero los hay que en e-bay están muy dispuestos en hacerse con el.

Incluso, por poner un ejemplo mas extremo, se han llegado a pagar hasta 9.000 € por un cromo de Messi en su primer año en el Barcelona F.C. La realidad es que la imagen en el cromo, su rareza y su demanda puede convertir a estas estampitas en bienes muy preciados.

En EE.UU donde los compradores, el dinero y las colecciones son mas abundantes, las cifras han llegado a alcanzar los millones. El confinamiento llevo a muchos a revisar sus trasteros en busca de antiguos cromos cuyo único objetivo era la colección. Este hecho, unido al escaso flujo de nuevos cromos en el mercado, ha llevado a precios astronómicos en las subastas.

Repentinamente antiguos cromos de Jordan del año 86 han pasado a valer hasta siete millones de dólares, unos números sin duda producto de una combinación de “The Last Dance”, un súbito crecimiento en la demanda de cromos y por supuesto la especulación.

El coleccionista sabe que valores como Jordan jamás pasan de moda, y su valor es sostenible, pero ¿qué hay de las promesas que podrían llegar a valer ese dinero en el futuro?

Condiciones e inversiones cara al futuro

Lo cierto es que la respuesta no es nada sencilla. Para empezar en el caso del Jordan del 86 tan solo hay uno, y una sola colección, mientras que de un cromo de Luka Doncic como novato tenemos muchas colecciones y muchos cromos con ediciones distintas.

Además, el cromo ha de estar en un perfecto estado, casas como PSA se encargan de evaluar el estado de las esquinas, la calidad de la imagen, la impresión… y multitud de detalles para certificar su valor. Un cromo certificado como 9 o superior puede llegar a alcanzar cifras estratosféricas, mientras que uno en mal estado probablemente tendrá muy poco valor.

Es por ello que los cromos se están pasando de ser un juego de niños a una inversión. Las tiendas tienen auténticos problemas para tener suficiente stock de sobres en las estanterías, y los sobres pueden valer entre 20 y 25 dólares. Los coleccionistas abren los sobres y enmarcan los cromos para que no pierdan ningún valor. Incluso en algunos casos no llegan a abrirlos y venden el sobre bajo el supuesto de que podrían contener una carta muy especial.

Los creadores de cromos han aprendido del pasado, y saben que aunque hay demanda, si saturan el mercado de cromos… pronto no valdrán nada. Es por esta razón que las subastas en e-bay elevan los precios de potenciales joyas incluso cuando el jugador solo lleva dos años en la liga.

Este juego es arriesgado, el cromo de Porzingis, en su único año como All Star en los Knicks podría comprarse muy alto ante la perspectiva de una gran carrera. Sin embargo, hoy en día, ese cromo generaría perdidas ya que la producción del unicornio es muy inferior en Dallas. Y aún así, un cromo de Luka se ha vendido por 4,6 millones

Cromos y Nuevos coleccionismos

La fiebre por los cromos NBA ha generado ramificaciones interesantes, desde canales de youtube donde aconsejan que comprar o como hacerlo, a cuentas de instagram donde se abren sobres en directo por los cuales se puede pujar. De hecho el cromo de 4,6 millones de Luka Doncic surgió en una de estas cuentas dedicadas al loco mundo de los cromos NBA

En honor a la verdad, hay que decir que aunque se paguen autenticas burradas por cromos de Ja Morant o Zion como rookies, la mayoría de grandes ventas corresponden a valores seguros. Por ejemplo la victoria de Giannis Antetokounmpo en las ultimas finales ha ocasionado ventas por casi dos millones de dolares por una tarjeta rookie del griego, y el cromo mas caro de la NBA es una estampa de Lebron James en su época rookie por 5,2 millones.

Viendo estas cifras, es comprensible pensar que muchos creen que en 20 años una inversión abultada por un cromo de Lamelo Ball puede ser una buena idea, y quizá tengan razón. Lo cierto es que en otros mercados como el de la NFL y la MLB se espera que las inversiones decaigan, pero en la NBA debido a su mercado internacional, este tipo de precios podrían mantenerse durante un buen tiempo, ya que los pujadores vienen de todas partes..

Los Cromos no son el único coleccionable al alza sobre la NBA. La liga en acuerdo con el sindicato de jugadores ha puesto en funcionamiento NBA Top Shot, una web donde se venden NFT licenciados y únicos que contienen highlights (por ejemplo un mate de Lebron James) con un limite de reproducciones. Algunos ya se han vendido por valor de 100.000 dólares, pero esta por ver si estas piezas tendrán tanto valor como los cromos en el futuro