Finales Improbables

Finales Improbables

Muchos aficionados de la NBA se quejan amargamente de las finales de este año, los argumentos varían desde que las lesiones han impedido ver a los mejores equipos en todo su esplendor, pasando por la relativa falta de estrellas, hasta el hecho de que ambos equipos proceden de mercados pequeños. Sin duda esta es una de esas finales improbables

No obstante, mi opinión es que ninguno de estos argumentos carecen de peso, y que vamos a ver un buen duelo entre Milwaukee y Phoenix. No es la primera ni la última vez que dos equipos por los que nadie apostaba se presentan en la línea de meta

Finales Improbables: Las finales de 1978

En 1978 la NBA estaba por debajo de la NFL y la MLB, Magic y Bird estaban cerca de salvarla pero hasta entonces varias franquicias estaban ganando su primer anillo. En 1971 lo hizo Milwaukee con Kareem, en 1975 los Warriors con Rick Barry y en 1977 Bill Walton con los Blazers. Pero sin duda el campeonato mas extraño ocurrió al año siguiente con los Sonics de Seattle y los Bullets de Washington, ninguno de estos dos equipos había ganado mas de 50 partidos., y entre los dos solo había un all star en ese año

De hecho los Sonics comenzaron con un record de 5 victorias y 17 derrotas que no presagiaba nada bueno, despidieron a su entrenador y contrataron a un clásico como Lenny Wilkens. A partir de ahi comenzaron a ganar, especialmente con DJ en el quinteto titular por primera vez, pero desde luego nadie les daba la mas mínima oportunidad de llegar a la final.

En un mundo donde los Blazers tenían a Bill Walton, el MVP de la Liga, y habían comenzado apenas perdiendo 10 partidos, el finalista del oeste estaba claro. Sin embargo un pie roto por parte del siempre lesionado Walton acabó con esa narrativa, dejando abierto al oeste a un finalista inesperado. Sobra decir que el aficionado medio no estaba muy excitado por ver a Jack Sykma y Fred Brown en las últimas fechas de la temporada.

Los Bullets tenían.a Elvin Hayers y Wes Unseld, dos magníficos jugadores, pero también unas experiencias terribles en sus dos únicas finales contra Bucks y Warriors. Hasta 1978 no habían conseguido ganar ningún partido en unas finales, por lo que el aficionado medio tampoco estaba muy contento con su aparición.

7 Partidos para el recuerdo

En el primer partido Fred Brown metió 16 puntos en los últimos 9 minutos para conseguir una victoria “in extremis” para los Sonics. En el segundo Hayes, y Dandridge en su primer año en Washington consiguieron 59 puntos entre los dos para empatar la serie.

DJ consiguió siete tapones en el tercero, un record por aquel entonces para un escolta y la victoria se decantó por Seattle por un solo punto. El cuarto partido tuvo una prorroga y otra magnifica actuación de DJ, que parecía Kahwi, pero que acabo ganando Washington aprovechando la salida del escolta tras un golpe en las costillas.

El quinto partido dejó a Seattle al borde de ganar si primer anillo, pero los Bullets les dieron una paliza histórica de 35 puntos en el sexto, un record hasta el partido número 3 de 1998. Finalmente en el séptimo y último partido, Elvin Hayes acumulo 6 faltas con solo 12 puntos, pero el resto de su equipo logró ganar el primer anillo para los Bullets contra todo pronóstico y encima en la pista rival.

Aquellos siete partidos convirtieron a DJ en una estrella, le dio al noroeste otra alegría tras el 77 que tardaría mucho en volver y proporcionó a Washington un derbi que se repetiría el año que viene. Curiosamente en 1979, cuando ambos equipos eran esperados en la final, dieron lugar.a uno de los duelos mas aburridos de la historia, donde los Supersonics ganaron 4 a 1 sin casi dificultades.

Hay mas ejemplos, pero creo que este cruce entre dos mercados relativamente pequeños con pocos all star, es una buena muestra de que las finales improbables pueden ser un gran espectáculo.

¿Finales improbables o Finales desigualadas?

Sinceramente, ¿no es preferible una final sin favoritos que una totalmente desigualada? Los Suns y los Bucks, si Giannis esta al menos a un 80% saludable, no son tan superiores el uno al otro. Creo que nos espera un gran espectáculo, un partido en el que Milwaukee como Washington busca redimirse de fallidas experiencias, y Phoenix como Seattle busca dar la sorpresa.

¿Es esta final mejor que la del año pasado? En la burbuja vimos sin duda a los mejores equipos en la final, y no estuvo igualado. En 2002 y 2003 los Nets fueron el mejor equipo del este, y el resultado fueron dos de las finales mas ramplonas de la historia.

Quizá me digáis que el problema es la ausencia de estrellas, pero en 2017 y 2018 hubieron una barbaridad, ¿Quiere eso decir que fueron entretenidas? todos sabíamos que los Warriors de Curry y Durant estaban muuuy por encima. La realidad es que las estrellas lo son por lo que demuestran en la cancha, no por nuestra consideración, y actuaciones como la de CP3 en el primer partido son emocionantes las haga Lebron, Durant o mi tia Mercedes.

Tenemos que dejar sorprendernos, y apreciar como en 1978, que estamos ante dos franquicias que hasta ahora no habían tenido oportunidad para aparecer en unas finales desde hace mucho tiempo. Pensad en lo que aquello supuso para Seattle y Washington, pensad en lo que supone para Phoenix y Milwaukee, quizá estas sean unas finales improbables pero pueden ser maravillosas, vamos a disfrutar.