Volver a Kansas

Volver a Kansas

En mis primeros recuerdos relacionados con la NCAA siempre salen Danny Manning y Kansas. Artículos y fotos sobre un joven jugador que dominaba el baloncesto universitario. Si ya era difícil seguir la NBA por aquel entonces ( madre mía aquellos partidos en riguroso diferido y bajísima definición narrados por Esteban Gómez y Ramon Trecet ) más difícil era hacerse una ligera idea de lo que era el college basketball. Kansas Danny Manning.

Tras Manning, otro jugador tomó el relevo como referente : Christian Laettner. Poco a poco podía hurgar en esa competición y a este lado del charco ya no teníamos que conformarnos con las giras de las universidades o los equipos USA formados para los campeonatos internacionales. Mas tarde la globalización, los mass-media y la sociedad de la información.

Muchos otros jugadores causaron impacto desde entonces pero a mi me gustaría completar este tríangulo con Michael Beasley. Sin una carrera universitaria comparable a la de Manning o Laettner (los tiempos ya había cambiado) B-easy fué Dios en su temporada en Kansas State.

Danny Manning se unió recientemente al staff de Mark Turgeon en Maryland Terrapins. Su trayectoria en los banquillos se desarrolló con toda naturalidad: primeros 6 años como asistente de Bill Self en Kansas que le proporcionan caché suficiente para ser contratado como principal en Tulsa. Buen trabajo allí durante 2 años y un pasito más al comprometerse con Wake Forest. 6 temporadas con los Demon Deacons que dejaron un poco fríos y vuelta a la casilla de salida. Es la vida del entrenador de baloncesto. Su presencia debe favorecer la llegada de buenos reclutas.

¿ Y cómo le van las cosas a sus Jayhawks ?. Pues la temporada pasada se vieron especialmente azotados por la pandemía. David McCormack y Tristan Enaruna se perdieron el torneo de la Conferencia Big XII debido al protocolo Covid, y la universidad acabó por retirarse a causa del goteo incesante de positivos ( junto con Virginia ). Su presencia en el torneo NCAA se vió muy condicionada y fué testimonial.

Pero ya lo decía Dorothy: I miss Kansas. El personaje de Judy Garland en El Mago de Oz echaba de menos su casa pese a estar en algún lugar sobre el arco iris. Yo también les echo de menos y estoy convencido de que su trabajo offseason les devuelve a la pomada de cara a esta temporada.

La universidad de Kansas juega sus partidos en el Allen Fieldhouse en la ciudad de Lawrence. Es sin duda uno de los lugares mas ruidosos y tradicionales en el college basketball. En los fondos, se agitan montones de caras de cartón cada vez que un jugador rival se dispone a lanzar un tiro libre. Los aficionados las menean para tratar de despistar y a veces los que seguimos la retransmisión televisiva soltamos una carcajada al reconocer rostros de lo más pintoresco. Bender, el robot doblador de Futurama, Lebron con su famoso llanto de dolor, Laurel y Hardy, Wilt Chamberlain, James Naishmith etc. Los que nunca faltan son Dorothy y Totó.

Los Jayhawks de Bill Self recibieron semanas atrás un buen número de calabazas por parte de jóvenes reclutas de high-school que preferían jugar para otros programas. El compromiso con Joseph Yesufu procedente de Drake tampoco era como para tirar cohetes pero si lo sumamos al acuerdo con Remy Martin la cosa cambia. Este transfer procedente de Arizona State puede encajar a la perfección en Kansas. Por lo menos a mí ya me hace verlo todo con mucho mas optimismo: vuelven Jalen Wilson y Ochai Agbayi y esto sumado a Christian Braun y David McCormack garantiza un equipazo.

Ojo a McCormack que este año, puede ser un pivot dominador. Es un ejemplo clarísimo de lo que se consigue con estos chicos en programas de tanto prestigio. Quíen lo vió y quién lo ve. Descordinado, incapaz de medir su fuerza, con muy poca idea del juego y menos aún de como meter la pelotita naranja en el aro. O mucho me equivoco o en su año senior va a marcar diferencias si le respetan las lesiones. Ojalá así sea y podamos disfrutar de nuevo del gran ambiente en “The Phog”.

Kansas Danny Manning