La buena racha de Phoenix Suns

La buena racha de Phoenix Suns

Los Phoenix Suns son, a día de hoy, el equipo con la mejor racha de toda la NBA. 13 victorias consecutivas acumula el equipo de Arizona tras su último partido ante San Antonio. Son el segundo clasificado en la Conferencia Oeste con solo tres derrotas, una menos que los líderes, los Warriors. Sin embargo, no se está hablando nada de ellos, ¿por qué?, no lo sé, pero hoy vamos a ver las claves del espectacular estado de forma del conjunto dirigido por Monty Williams. Los actuales campeones del Oeste están demostrando su gran nivel, son un equipo muy compacto con las piezas perfectas. Por lo tanto, ¿Cuáles son los aspectos clave que han llevado a los Suns hasta esta racha?

La buena racha de Phoenix Suns

La defensa, un muro infranqueable

Los Suns del año pasado ya fueron una de las mejores defensas de la NBA. De hecho, fueron el 6º mejor equipo en rating defensivo. Pero este año están yendo a más, tanto que han llegado a ser la tercera mejor defensa de la liga con un rating de 103.3. Durante esta racha de 13 victorias, el rating es aún mejor, 100.1. Los de Phoenix se encuentran en el top 10 de robos y tapones por cada 100 posesiones. Y es que, además del trabajo colectivo, los de Phoenix tienen jugadores muy aptos para un buen sistema defensivo.

En primer lugar, Chris Paul. Ya sabemos que este base se caracteriza, además de por su fantástica visión de juego, por su habilidad para robar balones. Este año está en uno de los mejore promedios de su carrera en este aspecto, 2.2 robos por partido para Paul. DeAndre Ayton es otro de los jugadores clave en este sistema defensivo, se ha asentado como un bueno pívot defensor dentro de la liga. ¿Sus números? un tapón y un robo por partido, pero lo importante es que defiende 15 tiros por noche y baja el acierto del rival un 9.2%, una de las mejores cifras de la NBA.

La buena racha de Phoenix Suns

Chris Paul y Devin Booker

Una de las parejas más temidas de toda la NBA. La experiencia y la veteranía de CP3 junto con el talento y la juventud de Booker, hacen de los Suns uno de los equipos más temibles del globo terráqueo. El año pasado fueron, junto con Ayton, el motor que llevo a los Suns a las finales de la liga. Aunque esta temporada no empezaron de la mejor manera posible, han ido cogiendo ritmo y son los dos líderes ofensivos del equipo de Monty Williams. De hecho, son una de las principales razones de esta racha de los Suns. Booker sigue ejerciendo esa figura de estrella y se está asentando, cada vez más, como uno de los grandes de la NBA. Chris Paul, por su parte, continua en esa línea de veterano, en la que ejerce como hermano mayor de Devin y compañía.

Y es que sus números reflejan el buen juego de ambos. Book está por encima de los 20 puntos por partido, además de las 5 asistencias y los casi 6 rebotes. Los porcentajes también son buenos, un 38.5% desde la línea de tres puntos y un 44% en tiros de campo. Bien es cierto que no está teniendo las mejores estadísticas de su carrera, pero seguro que irá a más poco a poco. Por otra parte, CP3 está pasando como nunca, distribuye el juego a su antojo en cada encuentro. Además, de los 14 puntos que aporta el veterano base, su promedio de asistencias por partido es estratosférico, 10.3. Una marca que no lograba desde el año 2013 y que, a los 36 años, solo ha sido lograda por Steve Nash.

La buena racha de Phoenix Suns

Una segunda unidad de lujo

Como ya hemos dicho, el equipo de Arizona es muy compacto, y una de las principales causas de esto es el buen trabajo de los que no son súper estrellas. En primer lugar, tenemos que hablar de Ayton, la tercera espada de este equipo. En los playoffs del año pasado dio un paso de gigante y demostró que se puede confiar en él. Esta temporada no ha ido a menos, está siendo una de las piezas esenciales. Promedia un doble-doble con 16 puntos, 12 rebotes y más de un 60% de acierto en tiros de campo. Otro de los jugadores que está siendo clave, y lo fue el año pasado, es Mikal Bridges. Otro que está en dobles dígitos con muy buenos porcentajes. Más de 13 puntos por partido con casi un 55% de acierto en tiros de campo y más del 41% de los triples anotados.

JaVale McGee es uno de los elementos más importantes en esta segunda unidad. Ya conocemos su carta de presentación, un gran defensor que puede rebotear y aportar en ataque, y eso es lo que está haciendo en Phoenix. Con más de 10 puntos por partido y casi 7 rebotes, es otro de los jugadores en dobles dígitos. Además de los ya mencionados, Kaminsky también supera los 10 puntos por encuentro y Cameron Johnson y Crowder aportan 8 cada uno.

En definitiva, hemos visto que los Suns tienen varias razones que explican esta espectacular racha. Principalmente, que son un conjunto muy unido que trabaja muy bien en equipo, pero además cuentan con dos estrellas que les están guiando hasta, quién sabe si, las próximas finales de la NBA.

La buena racha de Phoenix Suns