Los más decepcionantes

Los más decepcionantes

Hoy hablaremos de los jugadores más decepcionantes hasta ahora. La NBA siempre nos sorprende, tanto para bien como para mal. Con dos semanas de competición, hemos podido observar a diferentes equipos y jugadores que nos han sorprendido a todos. Por ejemplo, el inmejorable inicio de los Warriors nos ha pillado a la mayoría por sorpresa, por no hablar de los Bulls o los Heat. Pero, ¿Qué pasa con esos jugadores que nos están decepcionando? Hablo de esas súper estrellas que tanto prometían para esta campaña, pero que no están cumpliendo con la expectativas. Hoy, hablaremos de ellas, de aquellos jugadores que, en lo que va de temporada, no están mostrando el nivel esperado.

Los más decepcionantes

Damian Lillard

El base de los Blazers está teniendo su peor momento desde que llegó a la NBA. Tras varias temporadas en las que ha llevado a los de Portland hasta donde ha podido, puede que estemos ante sus últimos partidos en el equipo de Oregón. Lo que hemos podido ver hasta ahora de Lillard es aterrador, es algo que nadie hubiera dicho antes del inicio de esta campaña. De hecho, muchos hablaban de los Blazers como un equipo tapado de cara a playoffs, y de Lillard como uno de los tapados para llevarse el MVP. Sin embargo, ninguna de estas dos predicciones se está cumpliendo en este comienzo de liga.

En concreto, Lillard está teniendo los peores números de toda su carrera. Si comparamos sus estadísticas del año pasado con las de este, más de una se va a llevar las manos a la cabeza. Frente a los casi 30 puntos que promedió el base la temporada pasada, esta campaña se sitúa en poco más de 18. Sin embargo, lo realmente preocupante son los porcentajes de tiro. Lillard es un jugador que nos tiene a costumbrados a unos porcentajes muy buenos desde la línea de tres. De hecho, mantiene un buen 37.3% de acierto en triples a lo largo de su carrera, y el año pasado promedió un 39.1% en este aspecto. Pero en este inicio de la 2021-2022, el base de los Blazers está en un 24.7% desde el perímetro y en un 35.1% en tiros de campo.

En definitiva, Damian Lillard está pasando por un momento muy complicado en su carrera. Tras el culebrón que vivió durante el verano, en el que se habló de su posible salida de Portland, su cabeza no tiene que estar muy centrada en el baloncesto. Problemas con la directiva que, a mí, me hacen pensar que esta será su última temporada en los Blazers. De todos modos, está siendo una de las decepciones hasta el momento, algo que ojalá cambie pronto.

Los más decepcionantes

Michael Porter Jr.

Personalmente, este es el jugador que más me ha decepcionado. Porque este era el año de Michael Porter Jr., esta era la temporada en la que tenía que demostrar que se merece el súper contrato que le dieron. En un año en el que la segunda espada de tu equipo, Jamal Murray, está lesionado, es tu momento para entrar en escena y convertirte en uno de los actores principales de la NBA. Sin embargo, su inicio de campaña no ha sido así, ni mucho menos. Bien es cierto que aún solo ha disputado nueve partidos, pero este no es el camino a seguir por la joven promesa, no me gustaría que se quedase en un diamante que nunca se llegó a pulir.

En una media de 30 minutos por partido, estos son los números de Michael Porter Jr. : En primer lugar, tan solo intenta 11.4 tiros por partido, algo muy preocupante, teniendo en cuenta que tiene que ser el segundo máximo anotador de su equipo después de Jokic. Además, de esos 11.4 tiros, únicamente anota 4.1, es decir, un triste 35.9% de acierto. En el triple la cosa no mejora, tras dos temporadas en las que ha superado el 40% de acierto (42.2% y 44.5%), este año cuenta con un 20% (1.1. / 5.3 intentos). Parece que le han echado un mal de ojo a la muñeca del joven jugador de Denver. Como pueden imaginar, los puntos que está promediando no son nada buenos, tan solo anota 9.9 puntos por partido (diez menos que el año pasado).

En conclusión, Michael Porter Jr. tiene mucho que mejorar esta temporada, lo bueno es que tiene casi toda la liga por delante. Tiene que dar un paso adelante tanto en los Denver Nuggets como en la NBA.

Los más decepcionantes

James Harden

El caso de Harden ha sido más polémico. El base de los Nets no está teniendo los mejores números de su carrera, ni mucho menos, pero lo que nos interesa realmente aquí son las razones. En primer lugar, toda la telenovela que se creó con Kyrie Irving y el tema de la vacuna no ayudó a crear un buen clima dentro del equipo, y eso se ve reflejado en el juego de las súper estrellas como Harden. De hecho, sus estadísticas no están al nivel habitual de ‘La Barba’. El ex de los Rockets está promediando unos pobres 18 puntos por partido. Y, a pesar de que está en casi ocho rebotes y nueve asistencias, está muy lejos de los 25 que promedió el año pasado.

Sin embargo, el aspecto por el que realmente he incluido aquí a Harden es por los tiros libres. Este verano, la NBA decidió cambiar una de sus reglas con respecto a las faltas personales. Esta modificación afecta especialmente a jugadores como James, que buscan la falta antes de que se la hagan. Y es que los números en este aspecto del juego nos dejan a todos con la boca abierta. El base de Brooklyn acude casi cinco veces a la línea de personal, mientras que en su etapa en Houston tiraba más de diez tiros libres por partido.

Los más decepcionantes

Muchos, incluso su entrenador, Steve Nash, acusan esto a la nueva regla impuesta por la liga. De hecho, el propio Nash cargó contra los árbitros tras la implementación de esta norma. «Creo que es injusto que se le ponga como el chico del póster a la hora de no señalar este tipo de faltas. Algunas todavía son faltas, pero están tan en alerta que se ha convertido en la imagen de este tipo de decisiones», aseguró el técnico en rueda de prensa. Sea justo o no, lo que está claro es que Harden debe regresar a su nivel, y forma física, de Houston. KD no va a sacar las castañas del fuego en todos los partidos, y no tiene pinta de que la vuelta de Irving vaya a ser temprana.

Además de estos tres jugadores, debemos mencionar a alguno más que no está rindiendo. Joel Embiid es uno de ellos. El camerunés no está, ni de lejos, cerca del nivel MVP que mostró la campaña pasada. Luka Doncic tampoco está cumpliendo con la expectativas, sobre todo en los porcentajes de tiro. Un triste 29.5% de acierto en triples no parece suficiente, y menos con un 70% en tiros libres. De’Aaron Fox y Trae Young son otros dos jugadores que no están al nivel al que estaban el año pasado. Sin embargo, la temporada acaba de empezar y esto puede cambiar mucho.

Los más decepcionantes