DEFENSA para todos

DEFENSA para todos

“No hay mejor defensa que un buen ataque” esta frase atribuida al general, estratega y filósofo chino Sun Tzu en el libro “el arte de la guerra” es un axioma que casi nadie se atreve a discutir y además es ampliamente repetido y por ende aceptado.

Pues bien, en el mundo del deporte y por supuesto en el baloncesto esto no es así. Tenemos que dividir las facetas del juego en los dos grandes pilares que constituyen la competencia. El ataque y la defensa.

Esto que puede resultar algo de Perogrullo es obligatorio y necesario mencionarlo. En un deporte como el nuestro en el que los marcadores son amplios se suele anteponer la consecución de canastas antes de la faceta de evitar que anoten en tu propia canasta.

Seguimos con obviedades, pero es demasiado frecuente escuchar como al analizar los partidos y los distintos jugadores solo nos centramos en la faceta de ataque. Solo en contadas ocasiones se mencionan los atributos defensivos de los jugadores y suele ser porque esos mismos jugadores no destacan en ataque. Un ejemplo. El señor Michael Jordan era un excelente defensor y ganó el título de mejor defensor del año. Solo los muy seguidores le dan importancia a este hecho. La capacidad anotadora del GOAT ensombrece su capacidad defensiva.

Pero en este presente artículo no quiero hablar de la defensa individual en el baloncesto, si entendemos esa defensa como el típico uno contra uno que tanto estamos acostumbrados a ver últimamente. Quiero hablar sobre la defensa colectiva, dando unas pequeñas pinceladas de cómo debe ser según los cánones de toda la vida.

Lo primero de lo que hay que hablar es del concepto de lado fuerte y lado débil.

Como se puede ver en la imagen la calificación de débil o fuerte viene determinada por la posición del balón. En el lado en el que este el balón es el lado fuerte y la contraria es el lado débil. Por eso es tan importante que el balón no esté en el medio, ya que eso imposibilita que se pueda determinar el nombre del lado. Es este el motivo por el cual los entrenadores siempre ponemos tanto énfasis en que hay que llevar al jugador con balón hacía un lado (a ser posible al de la mano no dominante, pero eso será para otro día)

Defensa lado fuerte.

El cuerpo del defensor del jugador sin balón del lado fuerte tiene que interponerse entre su atacante y la canasta, cerrando la línea de pase con el brazo exterior (que es el más cercano al defensor), desplazándose de forma lateral  para evitar el pase. Además, tienen que evitar los cortes por delante utilizando su cuerpo sin perder la posición para evitar que se produzcan puertas atrás (Jugada a todas luces imposible de defender)

Cómo es la defensa de un jugador en el lado débil

El defensor que se encuentra en el lado débil, tiene que estar colocado en el triángulo defensivo con el defensor entre el atacante y la canasta, tiene que ver al jugador con balón y a su atacante. Si el atacante se acerca al balón, el defensor se va acercando al jugador ya que es susceptible de recibir un pase y si se aleja del balón, el defensor se va alejando de su jugador ya que el pase es más improbable.

Esta es una pequeña, minúscula pincelada básica de lo que es el lado débil y el lado fuerte en defensa.

¿Y qué es lo que más pone en peligro a la defensa? ¿Los triples tan de moda actualmente? ¿Los uno contra uno, esos aclarados que vemos en todos los partidos? ¿Quizás los bloqueos? Ninguno de ellos, lo que más complica a la defensa y a lo que ningún entrenador ha encontrado respuesta es a la penetraciones, los cortes hacía canasta. Ese acto es el que desencadena la debacle. Llegan las ayudas, los intentos de dos contra uno, en definitiva los desajustes defensivos.

Si este artículo tiene vuestro beneplácito, otro día hablaremos de la defensa de los bloqueos, de cómo hacer bien un dos contra uno, una buena zona 3-2 (Todas las demás variantes terminan en una 3-2, al primer pase, al primer corte ya estamos en la posición inicial) y por qué no, también podremos hablar del ataque, ya que por fortuna en el baloncesto es más fácil atacar que defender.

Y si tiene la aceptación deseada puede que aquí se inicie un pequeño espacio de técnica y tácticas del baloncesto.

Como se dice en una conocida saga de películas espaciales, “Que la defensa te acompañe” o algo parecido.  

¿Quién teme a los súper-equipos?