OKC Thunder empieza su casting

Todos sabemos lo difícil que es crear una buena saga de películas, ya que hay muchos factores que influyen para mantener el interés de la gente y triunfar. También es igual de duro crear un proyecto desde 0 en la mejor liga del planeta. OKC Thunder empezó su proyecto de reconstrucción en 2020 y lleva 3 años añadiendo buenos actores de reparto y estrellas consolidadas. Además, la historia empieza a ser excitante para muchos seguidores de la NBA.

Para seguir creando algo sólido y con posibilidades de éxito, OKC ha seguido sumando jóvenes promesas y algún jugador más consolidado. El problema es que ha llegado un punto en el que más de 20 jugadores tienen contrato con la franquicia, cuando solo 15 pueden empezar la temporada como piezas activas. Sam Presti, Mark Daigneault y el resto del staff deben decidir qué piezas deben quedarse para aportar en un equipo que, por progresión natural, debería seguir peleando por un puesto de Playoffs en el salvaje Oeste.

La base de OKC Thunder

El núcleo que se ha ido formando estos años va a seguir siendo la clave. Tras casi dar la sorpresa la temporada pasada, la continuidad de muchos jugadores es necesaria para mantener la química del vestuario. Son los hombres de confianza de Mark Daigneault y los cimientos sobre los que se debe sustentar el futuro de OKC Thunder. En su mayoría, son jugadores con menos de 6 años de experiencia en la liga. Sin embargo, la cultura ganadora instaurada en la ciudad les permite ser más efectivos de lo que indica su edad.

Por supuesto, SGA seguirá siendo la base. Es uno de los mejores de la liga y cualquier opción de triunfar pasa por él. A su lado, Josh Giddey, Lu Dort, Jalen Williams y Jaylin Williams conforman una alineación completa que ya disputó bastantes minutos en la 2022-23. En el banquillo, el contrato y la efectividad exterior de Isaiah Joe hacen que probablemente sea el único suplente que tenga un hueco 100% garantizado en el roster. Es muy complicado que alguno de estos 6 jugadores no empiece la temporada con la camiseta de Oklahoma puesta.

Jóvenes Thunder en duda

Hay jugadores que ya han tenido experiencia NBA y, aunque no han destapado todo su potencial, quizá han perdido su posibilidad de entrar en la rotación por exceso de jugadores. Jeremiah Robinson-Earl y Aaron Wiggins han tenido buenas contribuciones, pero su hueco en la liga podría estar lejos de la ciudad. El caso de JRE parece más obvio, ya que Wiggins es un jugador versátil que puede ayudar al equipo de varias maneras.

Ousmane Dieng, Tre Mann y Pokusevski son jugadores jóvenes que han dejado muchos destellos. De hecho, los dos primeros vienen de realizar buenos papeles en la Summer League. Poku podría tener ventaja, ya que, pese a ser un físico aún por desarrollar, su capacidad taponadora sigue siendo muy bienvenida en el equipo. Ousmane Dieng podría tener un techo muy alto. Tras sus inicios como base, su gran crecimiento hizo que tenga que jugar en otra posición. Ha dejado detalles muy buenos y, pese a estar muy verde, un talento por el que Sam Presti subió posiciones en el Draft de 2022 se debería quedar.

Tre Mann viene de dominar en la Summer League. Gran control de balón y anotador versátil, podría sufrir las consecuencias del overbooking de exteriores que hay en la plantilla. Tras dos años de protagonismo intermitente, quizá podrían buscarle sitio en otra plantilla joven donde sí pueda disponer de minutos.

Jóvenes Thunder recién llegados

Sam Presti sigue acumulando talento, ya sea gracias al Draft o mediante traspasos. Tras subir 2 puestos en el pasado Draft, OKC Thunder consiguió a Cason Wallace, al que pretenden convertir en un 3&D en el puesto de base/escolta. Quizá el plan sea desarrollar a Wallace para usar en un futuro a Dort como asset en un posible traspaso. El recién drafteado Keyontae Johnson ocupará una de las tres plazas disponibles para two-way players, que alternan NBA y G-League.

Evidentemente, sobra decir que un recuperado Chet Holmgren llega para intentar sanar una marchita defensa interior. Su potencial defensivo es enorme y, si la salud le respeta, debería ser uno de los rookies más seguidos de la temporada tras perderse su primer año. El número 2 del Draft de 2022, con su adaptación al físico NBA es una de las mayores incógnitas e ilusiones de esta temporada.

En uno de los últimos movimientos, OKC Thunder ha conseguido a dos de los últimos picks de primera ronda de Houston Rockets. Estos son TyTy Washington, número 28 del 2022 y Usman Garuba, número 23 de 2021. El español es el que tiene más posibilidades de quedarse, ya que su perfil, pese a aportar poco en ataque, falta en la plantilla. Un jugador tan físico y versátil que añada músculo a la pareja formada por Chet y Jaylin debería quedarse. Washington, sin embargo, tiene más difícil hacerse un hueco.

Por último, OKC ha adquirido a Jack White, que viene de ser two-way con participación casi nula en los vigentes campeones. El australiano, que probablemente dispute el Mundial, no debería pasar el corte.

La vieja guardia

Un proyecto tan joven y ambicioso necesita de veteranos que puedan aconsejar y llevar las riendas del vestuario. Jugadores con experiencia que hagan piña y cuiden a las futuras estrellas. OKC Thunder sigue actuando como un equipo que absorbe salarios a cambio de compensación en forma de más y más futuras rondas de Draft. Este año, casi 27 millones entre los contratos de Davis Bertans y Oladipo. Ninguno de los dos es el jugador ideal para el equipo y puede que ambos sean cortados y firmen por mucho menos dinero con otro equipo de la liga, algún contender que busque jugadores de sus capacidades.

Tras tres años con los derechos de Vasilije Micic, por fin llega a la NBA uno de los mejores jugadores de Europa. El guard serbio ha firmado por 3 años y poco más de 23 millones y, sin duda, pese a ser rookie, será un jugador muy importante si consigue que su estilo de juego y su calidad crucen el charco con él.

Rudy Gay es un jugador que sonaba para OKC en aquella lejana época donde estos eran contenders, con Westbrook y PG al mando. Tras varios años, Rudy se ha hecho bastante más mayor y ya no es tan interesante, aunque quizá su versatilidad como anotador sea la más interesante entre los veteranos para quedarse en el equipo. Asimismo, Kenrich Williams es uno de los más queridos por la afición y extraña que ningún contender haya hecho una oferta por él, ya que podría ser perfectamente un buen jugador de rotación en casi cualquier equipo.

La lista final

Después de repasar todos los nombres, podemos hacernos una idea de la situación tan complicada, ya que habrá mucha competitividad por los dos o tres últimos puestos en la plantilla. Elegir entre el talento y la veteranía siempre es difícil, sobre todo buscando mantener un equilibrio. Nunca se sabe si ese jugador al que traspasas acabará convirtiéndose en una estrella. En un baloncesto cada vez más aposicional y con tanta versatilidad, el roster de OKC Thunder podría quedar así:

Guards: Shai Gilgeous-Alexander, Josh Giddey, Vasilije Micic, Isaiah Joe, Cason Wallace.

Forwards: Luguentz Dort, Jalen Williams, Ousmane Dieng, Kenrich Williams, Rudy Gay, Aaron Wiggins.

Interiores: Chet Holmgren, Jaylin Williams, Aleksej Pokusevski, Usman Garuba.