Primera quedada Massiveball

Primera quedada Massiveball

El ser humano es un animal gregario que necesita estar rodeado de otros individuos de su propia especie para sentirse seguro y realizado, esto es un hecho incontestable que avalan estudios científicos y nuestro día a día. Por supuesto que hay que personas que buscan la soledad y alejarse lo más posible de cualquier compañía. Pero estos anacoretas son casos aislados que observamos con curiosidad cuando no con recelo o chanza. La naturaleza nos ha concebido como seres sociales y luchar contra ello es una tarea contra natura que no tiene sentido. Primera quedada Massiveball.

Obviando las relaciones familiares, siempre confortables a la vez que repletas de conflictos, la búsqueda de esa comunidad suele tener el objetivo de encontrar a personas afines a uno mismo y es el cúmulo de esas aficiones y gustos junto con la intensidad con la que son vividas lo que en ocasiones nos define ante nosotros mismo y los demás.

Este fin de semana ha sido una de esas extrañas ocasiones donde rodeados de personas que ves por primera vez te sientes entre los tuyos. Y este raro fenómeno lo ha conseguido la comunidad Massiveball con su primera quedada “Massiva”. Cada uno de los Massivos de este fin de semana tiene distinto bagaje personal, con circunstancias personales diversas y vivencias diferentes y, sin embargo, la conexión ha sido instantánea.

Personas venidas de rincones lluviosos, otras de lugares fríos y otros de lugares templados donde el sol nunca “falla” se han reunido motivados por su amor a la NBA. Y cómo no podía haber sido de otra forma el resultado ha sido extraordinario y difícil de olvidar. En ocasiones la sensación de conexión era tan fuerte que más que una quedada de personas desconocidas entre sí parecía una reunión de viejos amigos que hacía mucho tiempo que no se veían.

El que subscribe, que ya tiene algunas décadas a sus espaldas, puede decir con orgullo: Yo estuve en la primera quedada de Massiveball.

Y a los que no han podido acudir decirles que los esperamos en la próxima ocasión.