Quentin Grimes y su camino hasta New York

Quentin Grimes y su camino hasta New York

Desapercibido en su temporada rookie, el aficionado medio a la NBA comenzó a escuchar el nombre de Quentin Grimes el pasado verano. El eterno traspaso de Donovan Mitchell y las negociaciones que llevaron a cabo los New York Knicks y los Utah Jazz durante más de 2 meses de agencia libre sacaron a la palestra su nombre en repetidas ocasiones.

Por aquel momento, nadie entendió el elevado valor que le daban los Knicks, y sobre todo Leon Rose, a un jugador como Quentin Grimes. Un pick 25 de primera ronda que apenas había demostrado nada en su temporada rookie. Sin querer justificar que los Knicks no quisieran dar, también, a Grimes a cambio de Mitchell, lo cierto es que el tiempo ha dado la razón a Leon Rose en cuanto al valor del escolta knickerbocker. Un valor que ahora podemos entender como real, pero que por aquel entonces era puro potencial en el que Rose sí confiaba.

Hoy me dispongo a dar a conocer algo más a Quentin Grimes y camino hasta acabar siendo una de las piezas más importantes del proyecto joven de estos Knicks.

Nacido un 8 de mayo del año 2000 y criado en las calles de su Houston natal. Sus padres Tonja Stelly y Marshall Grimes, nunca se dedicaron al deporte profesional pero empujaron a su segundo hijo (por parte de madre) a seguir los pasos de su hermanastro mayor, Tyler Myers.

Hermanos que, años después, lograrían un hecho histórico al convertirse en la primera pareja de hermanos que llega a jugar profesionalmente en la NBA (Quentin) y en la NHL (Tyler).

Ambos no llegaron a criarse juntos ya que su hermano mayor con apenas 10 años se mudó con su padre, divorciado ya de su esposa, la madre de Tyler y posteriormente Quentin, a Canadá por motivos laborales del padre, nació Quentin en su Houston natal.

Grimes comenzó a destacar en el deporte de la pelota naranja a muy pronta edad. Concretamente en ‘The Woodlands College Park High School’. Escuela donde se terminaría graduando en 2018.

Durante su temporada Junior, Grimes promedió 28,1 puntos y 8 rebotes por partido en 37 juegos.

En su temporada Senior, terminó con unos promedios de 29,5 puntos, 8,6 rebotes y 4,9 asistencias, llevando a su equipo a un récord de 21-13.

Durante esta última temporada en High School, Grimes consiguió su mejor marca personal al anotar 50 puntos frente a Montgomery High School.

El joven de Houston terminaría esta etapa con un total de 2.863 puntos, 854 rebotes y 582 asistencias. Además de lograr:

  • Participar en el McDonald’s All-American donde anotó 14 puntos
  • Disputar el Jordan Brand Classic (15 puntos, 5 rebotes, 9 asistencias y 4 robos)
  • Premio Gatorade Texas Player of the Year, Neismith All-Amarica second team.

Su salto a la NCAA no se hizo esperar y su primera experiencia en la liga universitaria llegó de la mano de la Universidad de Kansas. Durante su temporada freshman, Grimes promedió 8,4 puntos, 2,5 rebotes y 2 asistencias por partido, con un más que decente 34% en triples. Es aquí cuando comenzamos a ver los primeros destellos del tipo de jugador que acabará siendo Quentin Grimes.

Su mejor actuación en esta primera temporada la tuvimos frente a Michigan State, donde el escolta terminó con 21 puntos y 6 triples.

Tras una temporada con muy buenas sensaciones, Grimes decidió que era el momento de presentarse al Draft 2021 de la NBA pero antes de la fecha límite decidió retirarse para jugar un año más en la NCAA e intentar aspirar más alto el próximo año.

Esta dura decisión no vino sola. Grimes sopeso dejar la universidad de Kansas y probar suerte en Houston, la ciudad que le vio nacer y crecer. Y así fue. Tras liberarle de sus compromisos con Kansas, el escolta emprendió el camino de vuelta a casa.

Grimes terminaría su temporada sophomore, la primera en Houston, con 12,1 puntos, 3,7 rebotes y 2,6 asistencias con poco más de 27 minutos de juego por partido.

En su temporada Junior, Grimes dio el salto de calidad que se esperaba. Con unos promedios de 17,8 puntos, 5,7 rebotes y 2 asistencias por partido, tirando por encima del 40% en triples, Quentin lideró a la universidad de Houston a la Final Four de la NCAA en 2021. Temporada en la que fue nombrado AAC Player of the Year.

Tras esta temporada, esta vez sí, Grimes se presentó al Draft 2021 de la NBA donde fue elegido en el pick 25 por Los Angeles Clippers, pick que inmediatamente fue traspasado a los Knicks.

Tras una primera temporada muy complicada y con poca continuidad, a Grimes le cuesta muchísimo hacerse con un hueco en la rotación durante los primeros meses de competición y no es hasta después del mes de diciembre, con las numerosas lesiones que asolan al equipo de Nueva York, cuando Thibodeau comienza realmente a confiar en el joven escolta.

En esta segunda temporada Grimes es una pieza fundamental del esquema de Thibs. El mejor defensor de perímetro que tiene el equipo, además de ser con diferencia el mejor tirador de tres de la plantilla. 

Un peaje llamado Tom Thibodeau