Poderoso caballero es don Dinero

Poderoso caballero es don Dinero

El Imperio Romano es sin ningún lugar a dudas el epítome de los imperios de la historia de la humanidad. La forja de esta potencia mundial no fueron sus poderosas legiones, conquistando territorio por encima de los cadáveres de sus enemigos, sino el comercio. Es cierto que su poderío militar le sirvió para doblegar la resistencia del conquistado, pero lo que realmente cimento su supremacía sobre los demás pueblos fue la economía, porque ya lo dijo ese gran sabio de la España del pelotazo llamado Rodrigo Rato: es el comercio, amigo. Top 15 jugadores mejor pagados NBA.

Efectivamente, estamos gobernados por las fuerzas de la economía, y es un influjo que se puede ver plasmado en todos los ámbitos de nuestra existencia y por supuesto la NBA no iba a ser ajena a los vaivenes del comercio. El poderoso dólar se impone a todo lo demás, incluido el raciocinio más elemental.

Es imperativo y de justicia que toda aquella persona que realice un trabajo se vea remunerado por ello. Y dependiendo de ese trabajo que llevemos a cabo nuestra remuneración es mayor o menor. Eso es una cuestión que nadie puede discutir, pero lo que sí está en tela de juicio es la naturaleza de la diferencia de salarios. ¿Cuál debe ser el baremo para esa descompensación entre unos y otros? Parece natural y razonable que tengamos en cuenta la aportación social de ese trabajo, ¿o quizás no?

Toda esta perorata inicial es la introducción para hablar de sueldos que cobran los jugadores de la NBA.

¿Son justos los sueldos que cobran los jugadores de la NBA? Hay quien puede pensar que 40 millones de dólares por temporada es algo inmoral, que un ser humano no necesita tantas riquezas para vivir y que su trabajo no es relevante socialmente. Las mismas personas arguyen que mientras esos jugadores acumulan dinero y bienes hay otros colectivos que si generan bienestar en la sociedad (sanitarios, bomberos…) y no reciben las retribuciones que merecen.

Hay otros ciudadanos que alegan que los jugadores de la NBA solo ganan lo que se merecen y eso se debe a que sus emolumentos están respaldados por lo que son capaces de generar. Si Lebron James, Stephen Curry, Kevin Durant y antes que ellos Michael Jordan, ganan salarios inmensos es porque se lo merecen. Ellos son parte de un engranaje que crea empleos para muchas personas. De la competición de la NBA no solo viven los jugadores y entrenadores, también hay árbitros, periodistas, empleados de las franquicias y un largo etcétera, y todo esto sin contar con el negocio del merchandising.

La comercialización de los productos y marcas de la NBA producen un volumen de negocio desorbitado, de las que muchos colectivos se ven beneficiados (aunque no todos de la misma forma y algunos en condiciones paupérrimas) e incluso hay alrededor un floreciente mercado de falsificaciones que se aprovechan de la marca NBA.

¿Y qué decir de los patrocinios? Las empresas están deseando ligar su nombre a la de las estrellas del baloncesto americano y así llegar a más mercados. 1.460 millones de dólares. Esa es la cifra de ingresos en patrocinios en la temporada 2020-2021. No está nada mal, ¿verdad?

A continuación va la lista de los jugadores con las fichas más altas de esta temporada 2021-2022.

1. Stephen Curry (Golden State Warriors): 45,7 millones de dólares

2. James Harden (Brooklyn Nets): 44,3 millones

3. John Wall (Houston Rockets): 44,3

4. Russell Westbrook (Los Angeles Lakers): 44,2

5. LeBron James (Los Angeles Lakers): 41,1

6. Kevin Durant (Brooklyn Nets): 40,9

7. Paul George (Los Angeles Clippers): 39,3

8. Kawhi Leonard (Los Angeles Clippers): 39,3

9. Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks): 39,3

10. Damian Lillard (Portland Trail Blazers): 39,3

11. Klay Thompson (Golden State Warriors): 37,9

12. Jimmy Butler (Miami Heat): 36

13. Tobias Harris (Philadelphia 76ers): 35,9

14. Khris Middleton (Milwaukee Bucks): 35,5

15. Anthony Davis (Los Angeles Lakers): 35,3.

Aquí no se trata de señalar a nadie cual inquisición en busca de herejes, pero todos podemos comprobar que hay en esta lista algunos nombres que ni en el mejor de los escenarios posibles puede generar una mínima parte de su ficha. La cuestión es que si cobran esos sueldos es que alguien está dispuesto a pagarlo y sobre eso los jugadores no tienen ninguna culpa.

Puede que para algunos sea inmoral estos sueldos y para otros sea lo justo, pero como decía aquel sabio: es el mercado, amigo. Top 15 jugadores mejor pagados NBA.

Silencio cómplice