Una decisión familiar

Una decisión familiar

El 14 de noviembre Dajuan “DJ” Wagner Jr anuncia vía Instagram que ha decidido escoger la universidad de Kentucky por encima de la universidad de Louisville. Y aunque así a simple vista no parece nada fuera de lo normal, esto tiene una historia detrás, así que, empecemos desde el principio, ¿quién es DJ Wagner?, ¿cómo hemos llegado a este punto? y ¿por qué Kentucky?

En la sangre

DJ nació el 4 de mayo del 2005 (Camden, NJ) en el seno de una familia con una gran tradición en el mundo del baloncesto, mismamente su padre, Dajuan Sr. Había sido elegido en el pick 6 en el draft del 2002 por los Cleveland Cavaliers proveniente de la universidad de Memphis, y este último es un dato al que volveremos en un rato. Dajuan jugó durante 4 años en la NBA en la cual tuvo una carrera plagada de lesiones y enfermedades por lo que nunca pudo demostrar el talento y el gran juego que había mostrado tanto en su etapa en el instituto como en su etapa en Memphis.

Pero esta historia es sobre DJ Wagner, no sobre su padre, aunque DJ juega en los Camden Panthers, el mismo instituto en el que su padre asistió y se convirtió en leyenda del baloncesto de instituto, logrando el récord de más puntos en la historia de New Jersey allá por finales de los 90 y principios de los 2000, donde y al igual que Dajuan, DJ siempre tuvo el foco del mundo del baloncesto sobre él y ambos por la misma razón, sus progenitores fueron grandes jugadores de baloncesto.

Aquí es donde entra Milt Wagner, el abuelo paterno de DJ, leyenda de Louisville, ¿veis por dónde va la cosa? así se empieza a entender por qué esto es más que una decisión. Milt militó en los Cardinals entre 1981 y 1986. 5 temporadas en las que logró ganar 2 campeonatos de la Metro Conference, 3 Campeonatos de la Metro Conference Regular Season y como joya de la corona, el National Championship de 1986 ante la Duke de Mike Krzyzewski que lideraba a los Blue Devils a su primera aparición en el National Championship desde 1978 y la primera de la carrera de Krzyzewski. Tras esas maravillosas 5 temporadas en Louisville, Milt llegaría en 1987, como un pick de segunda ronda, a la NBA, donde tuvo una corta carrera, pero fue suficiente para ganar un anillo junto a Magic Johnson, Kareem y compañía.

Dajuan y Calipari

Viajamos unos años en el futuro, nuevo milenio, y ahora es Dajuan el que tiene que ir a la universidad, sus opciones eran: UConn, Kentucky, Louisville, Miami (FL) y Memphis. En esta última está el, quien fue la pieza final de esta historia, John Calipari, que de aquella era el entrenador de Memphis, y que actualmente os sonará por ser el entrenador de Kentucky.

Calipari quería que Dajuan fuese a Memphis, y se le ocurrió contratar a su Milt y colocarle en el Athletic Department en un intento para convencer a Dajuan de que escogiese a Memphis por encima del resto de sus ofertas. Y así fue, Dajuan escogió a los Tigers, y tuvo un año, que es lo que estuvo allí antes de irse a la NBA, bastante bueno, promediando 21.1 puntos por partido, siendo elegido como freshman del año de la CUSA y MVP del NIT, torneo que Memphis ganó imponiéndose en la final a South Carolina.

Al igual que su padre, DJ ha tenido interés por parte de muchas de las grandes universidades, y todo eso se debe al talento que tiene y la calidad que ha demostrado durante sus 3 años en Camden. Habiendo sido llamado para las categorías inferiores equipo nacional americano en numerosas ocasiones. Su nombre es el primero que sale cuando entras en el apartado de recruiting de ESPN, se le considera un talento generacional, que, aunque no haya decidido transferirse a una Academy, juega en New Jersey, uno de los mejores estados en cuanto a talento en baloncesto, donde la competencia no tiene nada que envidiarle al circuito nacional, ya que el estado el estado cuenta con 4 jugadores dentro del top 20 en el 2023.

La decisión

Y llegamos al último capítulo de nuestra historia, donde todos los personajes juegan un papel decisivo en la decisión de DJ. Solo quedan Kentucky y Louisville, y ambas tienen un componente que conocemos, por un lado, Kentucky con Coach Calipari encargándose personalmente del recruiting de DJ, yendo a visitarse y haciendo todo lo posible por convencerle de que Kentucky es la mejor opción. Y por el otro lado Louisville, que trajeron de vuelta a Milt Wagner, un movimiento intentando replicar el éxito que tuvo Memphis con Dajuan, en un intento de conseguir darle la vuelta a un programa histórico que en los últimos años no está pasando por su mejor momento.

La decisión si se tomaba de forma tan solo deportiva estaba clara, Kentucky era el lugar indicado para tanto tener más opciones de ganar un campeonato como para tener un buen draft stock. Y así fue, el 14 de noviembre a las 2, hora del este, DJ anunciaba la decisión de comprometerse con la universidad de Kentucky donde junto a Justin Edwards, Aaron Bradshaw, Robert Dillingham y Reed Sheppard intentarán, en 2023, demostrar porque forman una de las mejores clases de recruits de la historia.

Pese a que parezca que esto es el fin de la historia, solo es el inicio del viaje para el destinado a ser el que logre lo que ninguno de sus predecesores pudo, dominar la NBA.

Óscar Lavigne-@osskartelito